Healesville Sanctuary photos

healesville1-6

A sample of australian animals. Photos shot at the Healesville Sanctuary outside Melbourne during our friend Billie´s great 2nd birthday party! Thanks to Dale and Chrissy for the lift, lots of fun and good food.


Una muestra de animales australianos. Fotos tomadas en el Santuario de Healesville a las afueras de Melbourne durante el cumpleaños número 2 de nuestra amiga Billie. Gracias a Dale y Chrissy por la diversión, el raid y la comida.

 

And the birthday girl Billie! looking good in the wild. healesville1-27

Justice for Refugees Walk

 

refugee_walk_-53

Photo gallery of the Justice for Refugees Walk on Sunday, March 20 from the State Library to the Queen Victoria Gardens. Melbourne, Australia.  Thousands of people protested in favor of  closing of Manus and Nauru detention centers, as well as freeing, letting in  an giving permanent protection to refugees into Australian territory.


 

Galería de fotos de la caminata Justicia para los Refugiados el domingo 20 de Marzo de la State Library hacia Queen Victoria Gardens, Melbourne, Australia. Miles de personas protestaron a favor del cierre de los centros de detención Manus y Nauru, así como liberar y dar entrada y protección permanente a los refugiados hacia tierra Australiana.

More info at / Más info en: http://refugeeadvocacynetwork.org  #letthemstay

 

Melbourne – Primeros días

Notas de viaje de Gus, Clau, Kimi y Cube.

 

Y bueno… después de una increíble escala de casi 50 días en Los Angeles llegó el día de viajar a esta nueva aventura en nuestras vidas: Australia.

Primero el enorme stress de dejar a nuestras gatitas Kimiko y Cubeta en la terminal de cargo del aeropuerto tras haber pensado todo el día en:  a.-) ¿Les daría mucha hambre en las siguientes 30 horas sin alimento? b.-¿será suficiente el agua que llevan? c.-¿llegarán totalmente embarradas de su propia caca, o esperarán hasta el destino? d.-¿se olvidarán de nosotros y se deprimirán hasta la muerte en la cuarentena?  e.-¿Morirán de un ataque de nervios o congeladas dentro de la transportadora? o f.- Ninguna de las anteriores; todo va a estar bien.

774248_10154160598204994_338939164347857548_o

Siguiente paso llegar corriendo al aeropuerto con nuestra entrañable amiga Betty de la cual nos despedimos con el tiempo encima y prometiendo visitar en cada escala en nuestros viajes a México. Con tanta prisa y emociones encima ni tiempo nos dio  de llorar como teníamos contemplado (somos profesionales de la lágrima).

Abordamos el Airbus 380,  casi a las 11 de la noche del domingo 14 de Febrero, en unas horas comienzaría nuestro segundo aniversario de casados; 2 asientos sin nadie más en el segundo piso del avión, vino y pescado con curry tailandés. No podríamos pedir una mejor forma de celebrar que despegando a cumplir un sueño.

El vuelo suele ser tediosísimo: 16 horas sabiendo que debajo sólo hay agua y tiburones no son fáciles de sobrellevar incluso con 5 películas o 1 buen libro. Para nuestra sorpresa despues de la cena y una breve plática caimos fulminados de sueño; probablemente debido al desgaste emocional en las últimas horas y a las especulaciones sobre la vida de nuestras mascotas en la panza del avión.

Abrimos los ojos sin tener mucha noción del tiempo; el aniversario se esfumó en los cambios de zona horaria y al mirar el reloj faltan sólo 3 horas y media para llegar a nuestro destino donde ahora ya es Martes 16. Creemos incluso que nos equivocamos en los cálculos pero la pantalla del avión lo rectifica: dormimos casi 8 horas y estamos cerca de las islas Fiji. Una película, desayuno y un improvisado baño vaquero con toallitas de bebé y aterrizamos en Melbourne. Wow, eso fue rápido (Tip: si viajan a Australia escojan el vuelo nocturno).

Casi 2 años de planearlo formalmente Clau y yo  (y 15 años de “estaría chido regresar a Australia algún día” en mi cabeza) se ven ya lejanos cuando salimos de la aduana y me reencuentro con Anthony Privitelli; uno de mis mejores amigos del anterior viaje en 2001. Pareciera que el tiempo se detuvo pero su hijo Isaac  y las mutuas canas que tenemos (él pocas y yo un chingo) me recuerdan que estamos en 2016.

Pasamos los primeros días con Anthony, su esposa Christine, los adorables Isaac y Sophia  y  los hermosos pájaros Rosella “Rainbow birds”  que desayunan los mismos higos que nosotros en el árbol del jardín. Tras recibir el aliviante correo de que Kimiko y Cubeta llegaron vivas; paseamos por la ciudad y nos encontramos con el Yarra River, la National Gallery of Victoria, árboles cubiertos en estambre arcoíris en Swanston St. y disfrutamos de una maravillosa cena italiana con toda la familia Privitelli en casa de los “nonos”.  Todo esto a la par de los aburridos y desgastantes  trámites de llegada: abrir una cuenta bancaria; obtener un número de celular, tratar de transferir nuestros ahorros, lidiar con los bloqueos de seguridad, tratar de comunicarnos con el banco mexicano sin pagar un ojo de la cara, aprender a usar el transporte público, etc, etc.

anthony

Cena de bienvenida con Anthony y Christine

12771877_10154160606709994_1325243281119905205_o

Rosella birds en el jardín

nonosgarden-2

Nono recogiendo fresas en su jardín para los nietos Privitelli.

IMG_0064 2

Amor a los árboles en Swanston Street.

Poco después nos mudamos a lo que será nuestro hogar por los siguientes meses.   Llegamos al gran barrio de Brunswick al norte de Melbourne a compartir el estudio donde trabaja otro viejo conocido de estas tierras: Dale Nason mi ex-profesor de un curso corto de Diseño en RMIT en aquel distante 2001, con quien he mantenido contacto y una gran amistad a través de los años —su visita a México incluida— debido a compartir la pasión por el diseño gráfico, los pósters y la música del demonio entre otras cosas (más sobre él y su maravillosa famila en los próximos posts).

Cuando llegas a tu nueva casa en un otro país es cuando te cae el veinte y viene el shock inicial de salir de tu zona de confort de los últimos años. Pasamos del departamento “nice” de 3 cuartos, 2 pisos, terraza e increíble vista al cuarto con ventanas industriales y un chingo de telarañas dentro de una bodega que alberga madera como para construir una casa, una cabeza naranja de un bebé gigante a la entrada, toooodo tipo de objetos bizarros y hasta un canguro disecado mirándonos en el camino de lado a lado para ir al bañococina (sí así todojunto al estilo europeo). Todo esto descrito perfectamene por mi gran amigo el Doctor Martínez con su pregunta via Skype: “No mames ¿Por qué vives en Galerías el Triunfo mezclado con Home Depot?”.

IMG_0513IMG_0514IMG_0516IMG_0515 copy

IMG_0092IMG_0093

En un principio me resultó bastante interesante e incluso vi como un reto mudarnos a un espacio “alternativo” de vivienda; no precisamente que siempre hubiera soñado con vivir en una bodega, pero sabía que sería toda una verdadera experiencia comparado a las 15 casas que habité anteriormente en mi vida. Para Clau las telarañas y las condiciones de nuestro nuevo hogar no fueron en lo absoluto la mejor de las bienvenidas; pronosticaba un futuro funesto en la batalla entre las arañas más venenosas del mundo versus felinas curiosas y mexicanos incautos.

Whatever tomorrow brings I´ll be there with open arms and open eyes!

Afortunadamente afrontamos el reto juntos y seguimos vivos y conscientes de que este tipo de cambios radicales requieren una actitud positiva en equipo (me gusta más que el término pareja) y una mentalidad de solución. Ya conocen ese dicho de “si la vida te da limones…” y pues la verdad es que a todo se acostumbra uno menos a no comer, así que después de limpiar y aspirar intensivamente recovecos con muchas telarañas y mucho polvo, acomodar nuestras escasas posesiones, construir una puerta para el cuarto (gracias a Dale), y lo más importante recoger a Kimiko y Cubeta de su cuarentena de máxima seguridad en medio de la nada (como el final de Se7en, neta); hoy 3 semanas después, lo más importante es que estando los cuatro juntos este cuarto ya se siente como un hogar.  Cada día que pasa apreciamos más las cosas buenas y ponemos menos atención en las que de inicio nos parecieron malas; el bebé gigante de la entrada ya no se ve tan creepy y el cánguro disecado nos sonríe cada día un poco más 😀

IMG_0186

Centro de máxima seguridad para gatos mexicanos.

IMG_0198

Juntos de nuevo; uno de los días más felices de mi vida.

Continuará…